Política Regional UE

1.- Definición.
2.- Financiación.
3.- Eje prioritario.
4.- Objetivos.
5.- Impacto.

 

1.- La política regional es la política de inversión principal de la UE

  • Como principales objetivos de la política regional nos encontramos los siguientes:

    • Apoyar la creación de empleo

    • La competitividad empresarial

    • El crecimiento económico

    • El desarrollo sostenible

    • La mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en todas las regiones y ciudades de la Unión Europea

  • Al objeto de conseguir estos objetivos y responder a las diversas necesidades en materia de desarrollo de todas las regiones de la UE, se han reservado 351.800 millones EUR – casi un tercio del presupuesto total de la UE – para la política de cohesión entre 2014-2020.

2.- Cómo se distribuye la financiación

3.- Política regional y las prioridades de la Comisión

  • La política regional articula el marco de inversión necesario para alcanzar las metas de la Estrategia Europa 2014-2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador en la UE.

  • Los objetivos prioritarios de la UE para el periodo 2014-2020 son:

  1. Empleo: Emplear al 75 % de las personas entre 20 y 64.

  2. Investigación y desarrollo: Invertir el 3 % del PIB de la UE en I+D.

  3. Cambio climático y sostenibilidad energética: Una reducción del 20 % en las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE con respecto a los niveles de 1990; Obtención de un 20% de la energía de fuentes renovables; Aumento de la eficiencia energética en un 20 %.

  4. Educación: Reducir la tasa de abandono escolar temprano por debajo del 10 %.

  5. Lucha contra la pobreza y la exclusión social: Como mínimo 20 millones de personas menos en situación de pobreza o exclusión social, o con riesgo de padecerlas.

  • Cada Estado miembro se ha marcado sus propias metas nacionales en estos ámbitos.

4.- La política regional sustenta la solidaridad europea

  • La mayor parte de los fondos de la política de cohesión se concentran en los países y las regiones europeos menos desarrollados, para ayudarles a que se recuperen y reducir las diferencias económicas, sociales y territoriales que todavía existen en la UE.
  • Así mismo, la política regional protege a las regiones y ciudades europeas de los efectos más perjudiciales de la crisis. El fomento de la inversión pública y la implementación flexible de las inversiones de la UE, por ejemplo, mediante la reprogramación de los fondos o el aumento de la tasa de cofinanciación en países como Chipre, Grecia, Hungría, Irlanda, Portugal y Rumanía, la política regional ha mitigado los efectos de la crisis financiera que comenzó en 2008. Asimismo, en un momento de consolidación fiscal sostenida, la política regional de la UE ha pasado a ser de vital importancia. Sin la política de cohesión, la inversión pública, tan necesaria en los Estados miembros menos desarrollados, habría caído un 45 % más durante la crisis.

5.- Impacto financiero general

  • La política de cohesión pretende actuar como catalizador para la obtención de más apoyo financiero público y privado, no solo porque obliga a los Estados miembros a contribuir a la financiación con sus presupuestos nacionales, sino también porque impulsa la confianza de los inversores.

  • Con el apoyo las aportaciones nacionales y otras inversiones de carácter privado, se espera que el impacto de la política de cohesión para el período 2014-2020 ascienda a unos 450.000 millones de euros.

  • Más información sobre la Política Regional de la UE en la página Web de la COMISIÓN EUROPEA